Consejos para cuidar tus uñas

La uña crece desde la parte inferior debajo del estrato córneo y está formada por una capa de proteína llamada queratina. Las uñas sanas son lisas y no tienen marcas ni surcos ya que su color y consistencia son uniformes, sin contaminación ni decoloración.

Las líneas o manchas blancas también pueden formarse debido a lesiones, pero eventualmente desaparecen a medida que crecen las uñas. Cuando las uñas están descoloridas, pálidas o tienen otras rayas de sombra, pueden mostrar problemas de salud ocultos. Las uñas que son verdes: pueden indicar señales de infección bacteriana.

  • Lo primero que debemos recordar es que la comida puede afectar mucho el aspecto de nuestras uñas. La enfermedad o la deficiencia severa de vitaminas pueden reflejarse en nuestras uñas de una manera muy obvia, por lo que se recomienda el consumo de alimentos ricos en vitamina A y B.
  • Lleva siempre guantes de fregado, no solo para no dañar el esmalte, sino también porque al mantenerlas en contacto con la humedad y el jabón, hará que las uñas se deterioren hasta que aparezcan los hongos, el agua deteriorará la epidermis y aumentará la aparición de la infección.
  • Cuando utilices crema humectante de manos, aplícalo en las uñas y la epidermis.
  • Las uñas también necesitan cierta cantidad de hidratación para estar sanas y fuertes. Se recomienda utilizar aceite de oliva o cualquier otro método.
  • Las limas metálicas no son una buena opción porque pueden llegar a dañar las uñas. Es mejor utilizar una lima de cartón.
  • Es recomendable dejar que tus uñas respiren naturalmente de vez en cuando, sin ni siquiera usar esmalte.
  • No te muerdas ni te comas las cutículas ni las uñas.

 

Estos sencillos consejos, mantendrán tus uñas sanas y fuertes, estos cuidados también benefician las manos, añade una buena manicura y de seguro seras foco de todas las miradas.